Casa Pueblo, Artículo De Losviajesdealén

Casapueblo (Uruguay): un homenaje al sol y una historia de película

El sol es un astro que nos acompaña todos los días de nuestra vida. Nos da luz, calor, energía, vitalidad, optimismo… Un amanecer ó un atardecer es uno de los fenómenos más mágicos de la naturaleza, que por fortuna, se puede admirar desde cualquier lugar del planeta. Sin embargo hay lugares especiales, señalados, donde contemplar una puesta de sol se convierte en el mejor espectáculo…

Visitamos Casapueblo en el viaje a Uruguay (tierra de mi familia política) que realizamos en noviembre de 2016.  Te contamos todo sobre este lugar y además al final del artículo enlazamos con una historia increíble que está relacionada con el autor de Casapueblo y seguramente conozcas…

Casapueblo es una de las obras cumbres del artista Uruguayo Carlos Paez Vilaró. Es un sorprendente edificio que construyó con sus propias manos en homenaje al sol. La belleza de sus formas, las increíbles vistas al río de la Plata y las obras de arte del museo, hacen de Casapueblo un lugar imprescindible para todos los viajeros que visitan Uruguay. Desde las terrazas de Casapueblo se dice que se observa una de la puestas de sol más bellas del mundo.

¿Qué podemos encontrar dentro de Casapueblo?

Casapueblo se puede decir que es multifuncional. Puedes encontrar:

  1. Un museo donde se exponen las principales obras pictóricas de Paez Vilaró.
  2. Un restaurante con varias terrazas con vistas increíbles al Río de la Plata.
    terraza en Casapueblo (Uruguay)

    disfrutando de las vistas desde la terraza

  3. También es un hotel, eso sí a un precio no apto para cualquier bolsillo. Hospedarse en uno de los alojamientos de Casapueblo, debe ser una experiencia inolvidable. Hemos echado un vistazo en booking y sale unos 225 € la habitación, reservando con antelación.
Terrazas de los apartamentos de alquiler en el hotel Casapueblo

Terrazas de las habitaciones de hotel Casapueblo

Nuestra visita a Casapueblo

Para llegar hasta Casapueblo decidimos apuntarnos a un Tour en autobús que partía desde la oficina de turismo de Punta del Este (situada en la calle Gorlero). En esta visita, que duró toda la tarde, recorrimos de manera panorámica los puntos más importantes de Punta del Este y acabamos en Casa Pueblo, donde nos dejaron el tiempo libre suficiente para recorrer el interior del edificio y disfrutar de la puesta de Sol.

A Nadya se le hacía tremendamente raro visitar su ciudad como una turista más. A mí lo que me resultaba sorprendente, es que ella, con lo viajera que es, nunca hubiera estado dentro el edificio de Casapueblo. Esto es curioso pero pasa mucho, demasiadas veces lo que tenemos cerca, al alcance de la mano, no lo visitamos…

Al llegar a Casapueblo tuve una sensación cercana, familiar. Desde mi punto de vista la edificación tiene influencias muy mediterráneas. El color blanco de sus paredes y su disposición bajando en un acantilado hacía el mar (en realidad hacia el río de la Plata), recuerda a las imágenes de fotografías que he visto de las Islas Griegas, por ejemplo de Santorini.

En la taquilla de entrada llama la atención el horario. todos los días del año desde las 10:00 hasta la Puesta de Sol. Es decir, cada día tiene un hora de cierre diferente.

El precio de entrada fue de unos 7 €.

El interior del museo, está dividido en varias salas. Nosotros recomendamos empezar con una proyección audiovisual, donde el propio Paez Vilaró describe su vida, sus viajes, aficiones, influencias y grandes artistas con los que se relacionó a lo largo de su vida. Esto ayuda mucho a visitar el museo y entender su obra.

Recorrimos diferentes salas con cuadros dedicados fundamentalmente a la temática del sol y del carnaval.

interior del museo-taller de Casapueblo

mural dedicado al sol, interior del museo-taller. El resto de obras preferimos dejarla para que las descubras cuando visites Casapueblo

Hemos de reconocer que, personalmente, más que las obras, lo que más nos llamó la atención fue el propio edificio lleno de rincones laberínticos, escaleras que suben y bajan y vericuetos muy divertido de recorrer.

Casapueblo tiene varias terrazas comunicadas por escaleras y arcos.

Casapueblo tiene varias terrazas comunicadas por escaleras y arcos.

También nos sorprendió ver que en el interior del museo viven gatos y se encuentran la mar de a gusto entre las obras de Paez Vilaró.

Pero lo que más nos gustó, sin duda fue la Ceremonia al Sol.

La ceremonia al sol

Cuando se acerca la hora de la puesta del sol, poco a poco los visitantes desaparecen del interior del museo y se van acomodando en las terrazas de Casapueblo. Nosotros aprovechamos para disfrutar de alguna de las salas en soledad y para escribir nuestra firma en el libro de visitas.

libro de visitas en Casapueblo

De repente empezó a sonar en todo el museo una música: la preciosa melodía de “El Concierto de Aranjuez”, del maestro Rodrigo. Salimos disparados hacia la terraza más cercana y ahí empezó todo el fenómeno.

gente esperando la puesta de sol en Casapueblo (Uruguay)

esperando la puesta de sol

…el sol gigante empezaba a ocultarse en el horizonte…

…las gaviotas, aparecieron de la nada y empezaron a sobrevolar sobre el acantilado de Casapueblo. Parecía que danzaban al son de la melodía…

…empezó a sonar la grabación de la voz de Paez Vilaró, recitando su “Oda al Sol”. Preciosa composición poética del artista….

…mientras Paez Vilaró recitaba las palabras dedicadas al sol, las emociones empiezan a aflorar entre los que estábamos allí….

En el siguiente vídeo que hemos encontrado, puedes escuchar al completo la Oda al Sol creada por Paez Vilaró. Te recomendamos que escojas un momento tranquilo en el día, de recogimiento, imagines tu playa favorita y escuches las palabras con atención…

…al terminar la oda al sol, es muy dificil no emocionarse, las parejas se besaban, mucha gente estaba con lágrimas en los ojos...Realmente se generó una energía muy especial.

¿Dónde está Casapueblo?

Casa Pueblo se encuentra ubicado en un saliente al Río de la Plata denominado “Punta Ballena”. El nombre no es casualidad, en estas aguas es habitual divisar ballenas que vienen a aparearse y dar a luz a sus crías en el río de la Plata, generalmente en torno a los meses de agosto a octubre.

Casa Pueblo está:

  • a 15 km de Punta del Este.
  • a 11 km de Maldonado.
  • a 120 km de Montevideo.

¿Como llegar a Casapueblo?

Llegar a Casapueblo en transporte público es realmente complicado y más para un turista:

  • La parada de autobús más cercana es “Portezuelo” y encima desde allí hay una caminata hasta Casapueblo. Según la poca información que hemos podido averiguar, hay una línea la 8(de la compañía CODESA) , que pasa por Portezuelo y otra línea la 100 (de LTDA), que pasa por Solanas (aun más alejado de Casapueblo que Portezuelo). Puedes intentar preguntar sobre como llegar a Portezuelo en la propia terminal de autobuses de Maldonado o de Punta del Este.

Dada la complicación de llegar en transporte público, nosotros recomendamos las siguientes tres opciones:

  1. Hay un tour en autobús que sale de la oficina de turismo de Punta del Este a las 16:00. Recorre los principales puntos de interés y termina en Casa Pueblo. Llega con el tiempo necesario para ver el museo y disfrutar de la puesta de sol. Al cierre de Casapueblo te lleva de vuelta a Punta del Este. A nosotros nos costó 25 U$ (dólares américanos) por persona, que vienen ser unos 23 €. Esto fue en noviembre, es decir en baja temporada, no sabemos si este precio y horario se mantiene para alta temporada. Para nosotros, esta es sin duda es la mejor opción. 
  2. Puedes tomar un taxi en la ciudad de Punta del Este. El taxi te costará unos 750 pesos Uruguayos, es decir uno 25 € de ida y otros 25 € de vuelta, (y hasta una media hora te pueden esperar sin coste adicional). Esta opción quizás sea buena si vais más de dos personas o si no te puedes adaptar al horario del tour guiado.
  3. Alquilarte un coche o buscar a alguien que te lleve.

Carlos Paez Vilaró, un artista viajero…

Paez Vilaró artista Uruguayo de Casapueblo

Carlos Páez Vilaró es, probablemente el artista más carismático que ha dado Uruguay. Fue una hombre inquieto, curioso, observador, que ha viajado mucho a lo largo de su vida, en una época en que viajar era sólo para aventureros. En sus viajes ha sabido empaparse de otras culturas, otros paisajes, otras gentes. Quedó impactado especialmente por el continente africano, que ha influido en toda su obra. Polifacético a más no poder: escultor, pintor, poeta, escritor, arquitecto de formas imposibles, sus obras han quedado repartidas por todo el mundo: Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Panamá, Estados Unidos, Haití, incluso en varios lugares de África y Polinesia. En el último tercio de su vida, eligió un lugar, Punta Ballena, para construir su gran obra: Casapueblo, donde trabajó durante 36 años en su construcción, de manera totalmente artesanal. Allí vivió y murío. (Nos dejó hace poco, en el año 2014 a los 90 años).

No se puede hablar  de Carlos Paez Vilaró sin mencionar su pasión por el Carnaval. Todos los años participaba en el desfile de carnaval formando parte de la comparsa Lubola Cuareim 1080, donde tocaba el tambor. Era un clásico verle, en sus últimos años de vida, desfilando tanto en Montevideo como en Punta del Este.

El avión de los Andes. Una historia que conmovió al mundo…

En el 13 de octubre del año 1972 un avión despegó de Montevideo con destino a Santiago de Chile. Transportaba un equipo de jovencísimos jugadores uruguayos de Rugby, de entorno a 18-20 años de edad. El mal tiempo y errores en la navegación aérea provocaron que el avión se estrellara sobre uno de los picos de la Cordillera de los Andes rompiéndose en varios trozos y aterrizando en un glaciar inexpugnable. Sin embargo varios de los chicos sobrevivieron al impacto. Los restos del fuselaje y los supervivientes quedaron en una zona tan aislada, que los equipos de rescate nunca los pudieron localizar. Esta circunstancia llevaron estos jóvenes a jugar el partido más difícil de sus vidas: sobrevivir en condiciones muy extremas a 3500 metros sobre el nivel del mar, asumiendo poco a poco, con el paso de los día la certeza de que los equipos de rescate nunca llegarían. Está historia es bien conocida a nivel mundial e interpretada en Hollywood en la película “VIVEN”.

Imagino que os preguntaréis: ¿qué tiene que ver esta historia con Casapueblo?. Resulta que el hijo mayor de Carlos Páez Vilaró, viajaba en ese avión: Carlitos Páez Rodríguez. Después de varios días y muchos intentos, los equipos de rescate no localizaron nunca el avión y dieron finalmente por suspendidas las tareas de rescate. Carlos Páez y su mujer, no perdían la fe en que su hijo y el resto de jugadores hubieron podido sobrevivir y no se dieron por vencidos, de hecho llevaron a cabo viajes privados, para localizar por su cuenta el avión. Además salieron en los medios de comunicación con el objetivo de que no quedara en el olvido la desaparición del avión y se siguiera buscando. En ese tiempo a Carlos Paez Vilaró le empezaron a nombrar como “el loco del avión”. 

7o días después del accidente, Nando Parrado y Roberto Canesa, dos de los supervivientes, tras 59 km y 10 días de caminata lograron bajar desde los restos del fuselaje por la vertiente chilena y encontraron a un arriero (un pastor). Después pudieron guiar a los helicópteros del equipo de rescate hasta los restos del fuselaje y rescatar al resto de supervivientes. Pudieron pasar las navidades con su familia.

En el siguiente vídeo puedes ver un breve reportaje con entrevistas a alguno de los supervivientes del avión. En el minuto 9:10, aparece Carlos Paez Vilaró contando su emoción al recibir la noticia de que su hijo estaba entre los supervivientes.

En el museo de Casapueblo hay una sección dedicada a la tragedia de los Andes.

tragedia de los Andes (Casapueblo)

Como dice el final de la Oda al Sol:

Adios Sol… mañana te espero otra vez… Casapueblo es tu casa, por eso le llaman la casa del sol…. el sol de mi vida de artista… el sol de mi soledad… es que me siento millonario en soles que guardo en la alcancía (1) del horizonte…” (Carlos Paez Vilaró)

(1) Alcancía = hucha en España

Visitando Casapueblo, esperando la puesta del Sol

visitando Casapueblo, esperando la puesta del Sol

 

 

This Post Has 6 Comments
  1. Hola Nadia y Alex
    Esta vez ha sido realmente hermoso, me ha emocionado vuestra información , el vídeo del sol precioso,emocionante , tengo q vivir esa experiencia,.
    También me ha gustado mucho el vídeo de la tragedia del avión , ya la conocía , leí el libro y vi la película pero el vídeo real no lo conocia , emocionante también .
    Gracias , gracias por esa manera q tenéis de comunicarnos vuestros viajes .
    Nieves

    1. Hola Nieves.
      Sí, visitar Casa Pueblo es sobretodo una experiencia sensorial muy recomendable, fue difícil no emocionarse.
      Cuando lo quieras visitar, ya sabes que tienes casa en Uruguay.

      Besos!.- Nadya y Alejandro.

  2. Chicos es increíble cómo habéis descrito Casa pueblo, no sabía que existía un lugar tan pintoresco bonito y con tanta historia. Cada vez que publicáis os superáis, pero esta vez ha visto has pasado la realidad, demasiado!!! Lo describis tan bién que parece como si hubiera estado yo. Mi enhorabuena para los dos. La documentación que aportais es extraordinaria y el vídeo de la tragedia de los Andes le da un valor añadido al blog insuperable. Seguid, ya estoy deseando leer el próximo, sois unos crack!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *