Mostar, Vista General

Mostar: un lugar que nunca te dejará indiferente

Hay viajes de muchos tipos: viajes en los que disfrutas de la naturaleza, viajes en los que descubres un rico patrimonio arquitectónico, viajes en los que te sientes envuelto en una cultura diferente…. y otros viajes que te dan mucho que pensar. Nuestro viaje por Bosnia y Herzegovina fue una experiencia muy completa que agrupaba todas las tipologías de viaje que he nombrado. Pero sobretodo fue un viaje que nos dio muchísimo que reflexionar sobre la sociedad humana. (Alén)

En este post vamos a centrarnos en todo lo qué ver en Mostar. Fue una etapa de un fantástico viaje que realizamos en agosto de 2015, en el que recorrimos los Balcanes por nuestra cuenta, en coche de Alquiler.

Mostar es un ciudad cuya visita consideramos que es imprescindible. Si vais a viajar a Dubrovnik o a la costa de Dalmacia, os recomendamos encarecidamente que reservéis un día para acercaros a Mostar, no os arrepentiréis. (Mostar está a unos 140 km de Dubrovnik).

qué ver en Mostar: Stari Most

Vista general, puente viejo

Antes de contaros nuestra visita, conviene situar la zona geográficamente y contar unas pinceladas de historia reciente (en este caso lo consideramos fundamental ).

Datos de Ubicación de Mostar

    • La región de Herzegovina, se sitúa al Sur del país Bosnia y Herzegovina. Su ciudad mas poblada y turística es Mostar, con unos 130.000 habitantes en la actualidad.

  • Es la región más cálida de Bosnia y presenta un clima mediterráneo.
  • Herzegovina está atravesada de Norte a Sur por el río Neretva. Es un río limpio y lleno de rápidos, cuyo valle sirve de vía de comunicación con el Mar Mediterráneo.
  • Como curiosidad geográfica, la region de Herzegovina tiene un salida al mar de tan sólo 20 km de costa, en torno a la ciudad de Neum. Este trocito de costa, tiene su explicación histórica: en el año 1699, la república de Ragusa (actual Dubrovnik), quería protegerse de los ataques de la república de Venecia. No se les ocurrió mejor estrategia que ceder al imperio Otomano (que ocupaba la actual Bosnia) este tramo de costa para que sirviera de bloqueo. Esto se ha conservado hasta nuestros días.

mapa

La guerra de Bosnia en Mostar (1992-1995)

Los habitantes de la ciudad de Mostar, sufrieron en toda su crudeza la barbarie de la guerra.

  • Tras la declaración de independencia de Bosnia, en 1992, el Ejército Popular Yugoslavo (JNA), bombardeó Mostar y sometió a sus habitantes a un asedio, que duró 18 meses.
  • En el clima de locura de la guerra, el ejercito croata, que ocupaba la parte occidental de la ciudad entro en guerra con la parte oriental de la ciudad (bosnios musulmanes) con duros bombardeos y otras atrocidades generando muerte y destrucción.
  • En el año 1993 se destruyó el puente viejo “Stari Most”, maravilla arquitectónica del siglo XVI, construida por los otomanos. Su destrucción constituyó un símbolo de la barbarie de la guerra de Bosnia.
  • La guerra acabó en el año 1995, con la firma de los tratados de Dayton. Las cifras de muertos y heridos fueron terribles. Prácticamente se perdió una generación de gente joven.
  • Durante la contienda, el ejército español se encargó de proteger a la población de Mostar, de mantener abierto el corredor entre el Mar Mediterráneo y Mostar (como pasillo humanitario), y  sobretodo de paliar el sufrimiento de los habitantes. Otra de las funciones de los cascos azules españoles fue mantener el hilo de conexión entre las familias que quedaron separados en la parte Este y Oeste de la ciudad durante la guerra, por ejemplo, entregando cartas entre un lado y otro del frente.
  • El puente viejo, se reconstruyó en el año 2004, con la colaboración de diversos organismos Internacionales.
  • 20 años después de la guerra, la ciudad de Mostar ha renacido de sus cenizas y vuelve a brillar gracias a la vitalidad de la gente joven y la vuelta de los turistas a este lugar, que posiblemente sea uno de los enclaves más bellos de Europa.

Nuestra visita en Mostar

Llegamos a Mostar en la tarde del día 13 de Agosto de 2015. Habíamos reservado a través de booking un alojamiento en la parte Este de la ciudad.

La verdad es que la elección del lugar fue muy acertada: el alojamiento se encontraba en la orilla del río Neretva y estábamos a un corto paseo del puente viejo (Stari Most). Además, tenía un garaje donde podías dejar el coche, con toda tranquilidad. Por si os interesara el lugar se llamaba “Villa Park” y lo recomendaríamos sin temor a equivocarnos. De todas formas, hay muchas ofertas de alojamiento por toda la ciudad.

Unas escaleritas, comunicaban la terraza del alojamiento con la orilla del río. Como veis en la foto, el agua del río corre con fuerza, a través de la ciudad de Mostar, como queriendo limpiar toda la mala energía de los combates de la guerra. El río baja encañonado y lleno de vegetación en los márgenes. El paisaje recuerda más a un valle de montaña que a un río de ciudad.

Qué ver en Mostar: río Neretva

río Neretva, en Mostar.

La noche en Mostar

Tras dejar las maletas, nos dispusimos a recorrer la noche de Mostar.

El ambiente que encontramos nos dejó sorprendidos. Las calles estaban repletas de gente, muchos turistas, pero también muchos jóvenes locales, vestidos de fiesta, que salían de marcha en pandillas de chicos y chicas. La música Pop sonaba por todas las calles del casco viejo.

De repente vimos al fondo el Puente Viejo (Stari Most) iluminado, mientras la música y el ambiente festivo iba en aumento. Vimos un cartel y ya por fin entendimos: en dos días se celebraba el festival de saltos desde el puente de Mostar. Es un acontecimiento anual que atrae a miles de visitantes.

Alcanzamos el estribo del puente de Mostar. Nos sorprendió la pendiente que tenía el puente. Para facilitar la subida al peatón, hay colocadas unas traviesas de piedra, a modo de escalones, que ayudan a subir hasta la cúspide del puente.

Subiendo por el puente de Mostar

Subiendo por el puente de Mostar (foto de día)

Desde la cumbre del puente la visión era como un sueño. Las casitas iluminadas. los minaretes de las mezquitas, y el reflejo del río Neretva creaban una atmósfera de cuento. Daba gusto estar allí. Nos quedamos un rato contemplando la vista. Nos constaba encajar que en ese lugar tan mágico y con ese ambiente de fiesta y celebración, pasó lo que pasó hacía tan sólo 20 años.Lamentamos en ese momento no tener una cámara decente con la que fotografiar la visión nocturna de Mostar.

Cruzamos a la otra orilla del puente y nos sentamos a cenar en uno de los muchos restaurantes que tenían unas terrazas con vistas hacía el río Neretva.

Qué ver en Mostar: restaurantes junto al río

restaurantes en Mostar, “colgados” sobre el río Neretva (foto de día)

En Mostar de día

Al día siguiente recorrimos el centro de Mostar con mayor tranquilidad. Había mucha menos gente y el calor apretaba.

Con la luz del sol las cicatrices de la guerra eran más visibles. Era notorio el daño de las bombas, de los morteros y de los tiros en las fachadas de algunos edificios. Lo que más nos impresionó fue observar que los pequeños parques del centro de la ciudad estaban llenos de tumbas. Al ver las inscripciones en las lápidas se nos heló la sangre:  casi todos eran jóvenes veinteañeros que habían fallecido en el año 1993. Probablemente estos chicos hoy en día seguirían siendo jóvenes y padres de familia.

cementerio de mostar

parque del centro de Mostar, convertido en cementerio.

Llegamos a la calle principal y apareció el puente viejo. De día, Mostar seguía siendo impresionantemente bello.

Qué ver en Mostar: vista del puente de Mostar

vista del puente de Mostar

Trepamos a lo alto del puente. De día daba más vértigo cruzarlo que de noche. ¡Menuda altura que tenía el puente!.

arco del puente de Mostar

arco del puente de Mostar

Desde lo alto del puente de Mostar, la vista del resto de la ciudad es sublime. Se podía apreciar las diferencias entre ambas orillas del río.

  • En el lado Oeste del río Neretva, se localizan las iglesias católicas con altos campanarios.
  • En el lado Este, se veían las mezquitas, con sus minaretes cilíndricos de estilo turco.

Daba la sensación que querían competir a ver quien edificaba la torre más alta:

 

¿Es posible encontrar visitas guiadas en español por Mostar?

La respuesta es Sí.

Estábamos muy interesados en realizar una visita guiada por un guía local. Sin embargo, por internet habíamos buscado información y no encontramos ninguna empresa que ofrecieran rutas guiadas en Español.

Soprendentemente, nos topamos con una pequeña agencia de viajes en la calle Bracé Bejica, a 200 m del Puente Viejo, y sí fue posible. Esperamos a una chica local que nos hizo una visita guiada en español solamente a Nadya y a mí. El precio no fue barato, 50€ para los dos, pero mereció la pena.

(Si quereis más información sobre esta empresa, para hacer la visita guiada, escribidnos un correo electrónico a losviajesdealen@gmail.com  y os pasamos los datos).

La guía que nos tocó era un chica joven de unos 25 años. La visita estuvo muy interesante: nos contó muchos datos de la historia de la ciudad de Mostar y del puente viejo (de su construcción y de su reconstrucción). Visitamos una mezquita, que está abierta a los turistas (reconstruida tras la guerra) y entramos en la Casa Turca, una vivienda típica musulmana.

De la guerra, nos contó muy pocas cosas,  solamente lo justo que tenía relación con el puente. Tampoco le preguntamos más. Percibimos que en general los bosnios prefieren no hablar de la guerra, fue un episodio muy doloroso y prefieren centrarse en el presente y en el futuro. Eso sí, nos comentó que tras la destrucción del viejo puente, los cascos azules españoles construyeron un puente provisional colgante. Nos dijo que recordaba, de niña, que le daba muchísimo vértigo cuando tenía que cruzar ese puente.

Qué ver en Mostar (10 visitas imprescindibles)

1.Subir al puente viejo (Stari Most) y contemplar la vista del río y de las dos partes de la ciudad.

Si tienes suerte, podrás ver algún joven local saltando desde lo alto del puente a las aguas del río Neretva.

2. Caminar por las calles de piedra que rodean al puente…

…y recrearse por los puestos de venta de productos turcos.

calle comercial Mostar

Las calles del centro de Mostar, estaban llenas de turistas

3. Visitar la casa turca Biscevicaen: 

casa tradicional otomana, donde podrás observar las estancias y decoración tradicionales.

Mostar, casa turcaMostar, casa turca. Para entrar debéis descalzaros

4. Entrar a la Mezquita de Koski Mehmed Pasha y subir a su minarete.

La decoración del interior es preciosa. Desde el balcón del minarete, se pueden ver una de las más espectaculares vistas de la ciudad. (La foto de portada de este artículo, está sacada desde allí).

Mezquita de Mostar

interior de la Mezquita de Mostar

5. Visitar la Plaza de España de Mostar…

…y ver el monumento dedicado a los cascos azules españoles.

6. Visitar una exposición de fotografías de Mostar de la época de la guerra

Se encuentra en la torre al inicio del puente viejo, en el lado Oeste.

7. Comer en cualquiera de las terrazas de los restaurantes con vistas al río Neretva

8. Hacer una visita guiada de la ciudad con una guía local

9. Pasear de noche por la ciudad.

La ciudad de noche presenta su cara más mágica. Además la marcha y el ambiente te sorprenderá.

10. Darte un baño en las frías aguas del río Neretva

Para los más valientes

bañandose en Mostar

gente bañándose en las frías aguas del río Neretva

 

Alrededores de Mostar

Mostar tiene lugares muy interesantes alrededor, si visitáis la región no os debéis perder:

    • Blagaj: un monasterio, que está ubicado en una cueva, donde nace un manantial de agua.
    • Pocitelj: precioso pueblo medieval otomano.
    • Medjugorge: centro de peregrinación católica
    • Cascadas de kravica: impresionantes saltos de agua. En el siguiente enlace puedes acceder al artículo donde te contamos nuestra visita a este idílico lugar: Cascadas de Kravica: un paraiso natural

Video de los saltos de Mostar

En este video se puede ver la competición de saltos desde el Puente Viejo de Mostar, que se disputó al día siguiente de nuestra visita. Podéis disfrutar de la espectacularidad de las imágenes y haceros una idea del ambiente de fiesta que se respiraba en la ciudad. Nosotros teniamos reservado un alojamiento en Sarajevo para ese día, por lo que no pudimos quedarnos a verlo.

Reflexión final

Recorriendo las calles de Mostar percibimos una ciudad joven, tolerante, multicultural, multirreligiosa, alegre y festiva. Es un lugar, en el que nos resultaba muy complicado encajar en nuestra cabeza, que hubieran estado matándose a tiros y bombas hace tan sólo 20 años. Esto nos dio mucho que pensar…..

La sociedades humanas son frágiles y el germen de la intolerancia ante el diferente puede llevar al mayor de los desastres. Un país en el que la gente vive en armonía puede transformase de la noche a la mañana, de la perfecta convivencia a una cruel guerra. Esto puede pasar en Bosnia, en tu país o en el mío.

Ojala el nuevo puente, construido con nueva piedra, pueda mantener los lazos de unión para siempre entre la gente de Mostar. Ojala esto no se repita en otras partes del mundo como sigue pasando hoy en día (Siria, Ucrania…).

En las calles de Mostar hay piedras marcadas como Don´t Forget. Estamos de acuerdo, es importante no olvidar lo que pasó, para que no se vuelva a repetir ni aquí, ni en ninguna otra parte del mundo.

Mostar Don´t Forget

 

 

 

 

 

This Post Has 8 Comments
  1. Hace 3 años estuve allí, muy bueno el relato y toda la información que da gusto leeros, ojalá cuando fui a Mostar hubiera tenido todos estos datos. Como os lo trabajáis chicos! seguid así sois unos fenómenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *