Los Viajes De Alén

Vuelos de largo recorrido

Viajar en un vuelo de largo recorrido o intercontinental es toda una experiencia, especialmente la primera vez. Ante la idea de pasar 10 ó 12 horas dentro de un avión, siempre surgen sentimientos de nervios, ansiedad, temor y algunos interrogantes. En este post hemos querido, desde nuestra experiencia, dar algunos consejos a aquellos que vayan a tener próximamente su “bautismo” en vuelos largos. 

5 de noviembre de 2016.  Nadya y yo nos encontramos en un avión de Iberia, en el comienzo de un vuelo de largo recorrido desde Madrid con destino a Montevideo. En total nos esperan 10.000 km y 12 horas de viaje. Ya es mi sexto viaje internacional de España a Uruguay, con sus idas y sus vueltas, Nadya ha hecho alguno más. A pesar de tener experiencia en estos viajes, siempre siento un cosquilleo en el estomago de nervios cuando comienza la maniobra de despegue sobretodo cuando se prenden los motores a toda potencia, con un ruido ensordecedor. El avión ya se ha elevado desafiando la leyes de la gravedad de Newton y nos encontramos a altura de crucero (a unos 11.000 metros). Soy de profesión ingeniero, pero escapa a mi sentido común el entender como puede elevarse esta mole por los cielos. Se apaga la señal de “abróchense los cinturones” así que comienzo a escribir estas líneas…

 

Debes saber que cuando “te enfrentas” a muchas horas dentro de un avión, el concepto es totalmente diferente a cuando viajas en un vuelo doméstico de 2 ó 3 horas. Lo que prima ahora es la comodidad y la búsqueda de entretenimiento.

10 Consejos para tu comodidad en un avión.

  1. Es fundamental llevar ropa cómoda y holgada ya que vas a pasar muchas horas sentado en la misma postura. Lamentarás, por ejemplo, llevar puestos unos vaqueros ajustados o aquella camisa que tiene una costura que te causa una rozadura. Deja tu glamour y coquetería a un lado y vístete con lo más cómodo que tengas. Llevar un pantalón de chandal (pantalón de deporte) puede ser una buena idea.
  2. Llévate unos buenos calcetines y quítate los zapatos. No te vuelvas a calzar hasta que aterrices. Esto aunque te parezca raro y un poco “guarrete”, es lo que hace todo el mundo en estos viajes largos. De hecho, en algunas compañías dejan preparados calcetines para los viajeros, como nos pasó en un vuelo de la compañía brasileña TAM. (Ni que decir tiene que por higiene conviene salir de casa recién duchado). Verás a muchos pasajeros del avión paseando por los pasillos en calcetines. ¡Ojo!, el anterior consejo puede ser contraproducente si sufres problemas de retención de líquidos o en el caso de las mujeres si lleváis botas o zapatos ajustados. Es posible que tengáis hinchazón de píes y que cuando terminéis el vuelo, seáis incapaz de volveros a calzar los zapatos.
  3. Para los viajes largos, todas las aerolíneas dejan preparado en el asiento una almohada y una manta. Estos objetos te van a ser de gran utilidad. La manta es fundamental para protegerte de los fríos de los aires acondicionados y sentirte un poco más confortable a la hora de dormir como si estuvieras envuelto en el edredón de tu propia cama. Podrás echar tu asiento hacia atrás (un poco), apretando un botón que encontrarás en el apoyabrazos, y  de esta manera “caer en los brazos de morfeo” (si formas parte del afortunado grupo de gente que es capaz de dormir en vuelo, entre los cuales no nos encontramos ni Nadya ni yo).
    Iberia: manta y almohada

    Manta y almohada que nos proporcionaron en nuestro viaje

  4. En los vuelos largos nuestra recomendación es elegir los asientos situados junto al pasillo. Podrás estirar las piernas hacia un lado, ir al aseo sin molestar a otros viajeros y poder comunicarte con más facilidad con las azafatas (o azafatos) cuando te sirvan la comida. Debes considerar que la mayoría de estos vuelos se realizan de noche, por lo que no vas poder ver mucho por la ventanilla.
  5. Hay algunos asientos que tienen mucho más espacio que el resto: son los que coinciden con las salidas de emergencia y los situados en la primera fila. Podrás reservar estos asientos pagando algo de dinero extra. Si te interesa busca esta opción al hacer la reserva por internet o infórmate directamente con la compañía de vuelo. Estos asientos son muy útiles si viajas con niños o con animales.
  6. Como habrás escuchado, el hecho de estar sentado durante horas en un espacio comprimido, tiene sus “efectos secundarios” más conocidos como el “síndrome de la clase turista” entre los que se encuentran el hinchazón de pies que mencionábamos anteriormente. Es muy recomendable levantarse del asiento, caminar y hacer estiramientos cada dos horas. Aunque sea raro siempre veras gente de pie o caminando por los estrechos pasillos del avión en todo momento.
  7. Busca el mejor momento para ir al baño (situados generalmente en la parte trasera del avión). Es un hecho que todo el mundo va al mismo tiempo al baño: después de las comidas cuando la tripulación del avión terminan de recoger las bandejas ó cuando se apaga la señal luminosa de “abróchense los cinturones”. Intenta evitar estos momentos, a no ser que quieras pasar un rato de pie esperando en la cola del baño.
  8. No te asustes dentro del baño. Los servicios del avión son habitáculos muy pequeños, con el espacio mínimo necesario, para que un ser humano pueda hacer sus necesidades. El consejo o aviso es que te mentalices psicológicamente para el momento de apretar al botón de la cisterna. El desagüe hace un ruido muy fuerte de succión que parece que te va absorber a tí también y te va a expulsar fuera del avión directamente a la estratosfera. No temas, no pasa nada. Yo nunca me acostumbraré a este sonido…mejor siempre baja la tapa.
  9. La tripulación del avión (pilotos, azafat@s…) tienen el poder absoluto de decidir “cuando es de día y cuando es de noche dentro del avión“: te exigen cuando tienes que cerrar las persianas de las ventanillas del avión. Este es el consejo: obedécelos sin rechistar. Hemos visto situaciones de gente dormida junto a la ventanilla a los que las azafatas los despiertan para que bajen la persiana.
  10. Es importante que tengas muy bien organizado tu equipaje de cabina. “La maleta de mano” la vas a tener que dejar en el compartimento superior a tu asiento y es muy incómodo bajarla y subirla durante el vuelo, además de suponer una molestia para el resto de viajeros. Lo mejor es que prepares un bolso o pequeña mochila con lo que vas a necesitar realmente, y colocarlo bajo tu asiento. Una pequeña lista para llevar en esa mochila puedes ser:
    • Cepillo de dientes y pasta de dientes (esta debe ser de 100 ml o menor)
    • Auriculares (en algunas compañías te los proporcionan gratis y en otras bajo pago). Mejor llevatelos preparados de casa
    • Una muda de ropa interior.
    • Pañuelos de papel.
    • Un buen libro
      libro para un vuelo de largo recorrido

      Llevé este libro, muy propio para la ocasión…

    • Funda de gafas o caja de lentillas.
    • Por supuesto: tu documentación y los pasajes.
    • Hay gente que le resulta muy cómodo llevar una almohada inflable para el cuello. Si te interesa y se te ha olvidado comprarla puedes conseguirlas en los Free Shop de los aeropuertos.
      almohadas para viajar

      Almohadas para viajar que vendían en el aeropuerto de Montevideo

Todo lo que te hemos comentado está referido a los asientos de clase turista. Si te lo puedes permitir, lo más cómodo es viajar en primera clase. Los asientos son más amplios y se reclinan prácticamente en horizontal, transformándose en un cama. Nosotros no hemos podido disfrutar nunca de un vuelo en primera clase, así que desconocemos que otros privilegios reporta.

5 Cosas para entretenerte en el avión en un vuelo de largo recorrido

Uno de las claves que tienen las aerolíneas para mantener a los viajeros tranquilos y en armonía, en un vuelo de largo recorrido, es que estos se mantengan lo más entretenidos posible.

  1. Comidas: en mi opinión este es el principal entretenimiento para los pasajeros. Como ocurre, en definitiva en cualquier tipo de sociedad, la comida es el principal acontecimiento en el interior de un avión. En los vuelos de largo recorrido están incluidas todas las comidas. Normalmente los horarios se adaptan a los del país de destino, de esta manera se pretende que el viajero sufra en menor medida el impacto del Jet Lag. Veras que en los aviones no hay mucha variedad de comidas: te van a pedir que elijas entre “pasta” o “carne”. En nuestro viaje las opciones han sido lasaña de carne o albóndigas. Si es la primera vez que “vuelas largo” te sorprenderá el pequeño tamaño de las bandejas y de las latas de bebida: todo es como en el mundo de Liliput. Cuando termines de comer, tendrás que esperar un buen rato con la bandeja sobre tu mesita desplegable a que pasen con un carrito para que puedas depositar la basura. Todo el proceso “de sobremesa” puede llevar unos 40 minutos. Como hemos dicho anteriormente, no recomendamos ir al baño al terminar de comer, te tocará esperar mucho tiempo a que se desocupe el aseo.
    Desayuno en el avión

    Desayuno en el avión. Nos dieron un bollo de pan con queso, una magdalena, un kit kat y un yogurt. Además servían té o café.

  2. Bebidas: en un viaje de larga duración tendrás bebida a tu disposición durante todo el trayecto. No pienses que es una “barra libre”, las aerolíneas no pretenden que “hagas un Melendi”. Podrás encontrar agua, zumos o refrescos, en el cuarto de las azafatas. Siempre que lo desees te podrás acercar y servirte tú mismo.
  3. Pantallas individuales: los asientos de las compañías internacionales disponen de una pequeña pantalla para el disfrute de cada pasajero. El contenido depende de cada compañía, pero hemos observado que han ido mejorando en contenido con el paso de los años. En este viaje en la compañía Iberia hemos quedado gratamente sorprendidos. Hay tal cantidad de opciones que podríamos estar entretenidos como para dar 10 vueltas al mundo: habrá unas 50 películas, decenas de discos para escuchar, series de TV y juegos. Uno de los contenidos estrella son las imágenes de ubicación del avión. Podrás ver donde está situado el avión en el mapa mundi, a la velocidad que viajas, los kilómetros recorridos, el tiempo en llegar al destino, altura y temperatura exterior….
  4. Dormir: me autocorrijo: este el entretenimiento más importante para muchos de los pasajeros. Que envidia me dan aquellos que se pasan todo el viaje durmiendo. Hay algunos que se sientan y ya comienzan a roncar, inmediatamente, cuando ni siquiera ha despegado el avión. Sinceramente no se como lo hacen o que pastilla se toman.
  5. Entretenimiento propio: un viaje de largo recorrido es el momento ideal para poder tener tiempo para tí mismo y poder acabar el libro que tienes pendiente. Es muy recomendable también llevar preparado en tu móvil o celular una buena colección de música. Otra opción es escribir un nuevo post para tu blog, como estoy haciendo yo.

6 Tipos de viajeros. ¿Te sientes identificado con alguno?

Cuando llevas 10 horas en un avión, el viaje se te empieza a hacer pesado, agotador… a nosotros nos quedan dos horas para llegar, estamos pasando por encima de Brasil, concrétamente encima de la ciudad Florianópolis…. El aburrimiento me lleva a observar a los otros pasajeros y clasificarlos según las siguientes “Tribus Aéreas”:

  1. Los paseadores: se distinguen con facilidad, son viajeros que se encuentran caminando a todas horas por los pasillos del avión. Los verás pasar varias veces ya sea para ir al baño ó acercarse por el cuarto de azafatas. Si llevarán un podómetro seguramente marcaría que recorren varios kilómetros. Este sector de población es variopinto en edad.
  2. Los que vuelan de pie junto a su asiento: son pasajeros que se posicionan de pie en el pasillo junto a su asiento, con una mano apoyada en su reposa-cabezas. Aguantan esta posición impertérritos durante horas. Únicamente se sientan, obedientes, cuando se ilumina el cartel de “abróchese los cinturones”. En cuanto se apaga, vuelven a su posición inicial. Habitualmente son personas de edades comprendidas entre los 60 y 70.
  3. Los que duermen durante todo el vuelo: a estos ya me he referido con anterioridad. Da igual que el vuelo dure 6, 9 ó 14 horas, ellos dormirán todo el rato. Únicamente serán despertados para las comidas y mecánicamente volverán a dormir en 20 segundos. ¡Que envidia me dan!. Es un colectivo con variedad de rango de edad.
  4. Los cerrajeros: son viajeros que tienen la manía de comprobar a todas horas si cierra bien el compartimento situado encima de los asientos. Antes de despegar el vuelo abren y lo cierran por lo menos 3 veces, siempre bajando una prenda de ropa, un cepillo de dientes u algún otro objeto personal, fundamental para ellos para sobrevivir al vuelo. Terminado el despegue, vuelven a abrir el comportamiento… y así sucesivamente hasta contabilizar unas 20 veces de media.
    Pasajeros colocando su equipaje

    Pasajeros colocando su equipaje

  5. Los que van al baño a todas horas: si el vuelo dura 12 horas, ellos igual van al baño 8 veces. Siempre te los encuentras en la fila para entrar al aseo. Si los ves varias veces, es que tú posiblemente seas uno de ellos.
  6. Los lectores: son viajeros que siempre están leyendo su libro abstrayéndose de lo que sucede alrededor. Si apagan las luces el avión, ellos encienden las luces individuales sobre su asiento y siguen leyendo… Si hay turbulencias, ellos se abrochan los cinturones y siguen leyendo…, si al caminar por el pasillo los chocas sin querer, ellos no se inmutan… siguen leyendo.
    Esta chica no levantó la vista de su libro en todo el viaje

    Esta chica no levantó la vista de su libro en todo el viaje

Confieso que soy una mezcla de 1 (paseador), 4 (cerrajero) y 5 (pesado que va al baño varias veces). 

5 Últimos consejos/advertencias para tu vuelo de largo recorrido

  1. Si caminas por el pasillo del avión y ves que viene una azafata con el carrito de comida, no vas a poder pasar por mucho que te pongas de perfil. Si el pasillo mide 50 cm de anchura el carro medirá 49.8 cm. Tienes que volver a tu asiento y si no puedes llegar, tendrás que echarte encima de algún pasajero.
  2. En los viajes de larga duración, es totalmente normal que en el avión sufras turbulencias. Es muy habitual en los viajes transoceánicos. En todos los viajes que hemos hecho a Uruguay el avión se ha zarandeado en algún momento. Siempre comprobamos que esta situación sucede cuando estamos a mitad del Océano Atlántico o en la zona de transición entre océano y continente. Relájate que no pasa nada… y si pasara tú no puedes hacer nada.. así que para que preocuparte.
  3. Como es obvio en el avión disponen de un botiquín en caso de necesidad. La anécdota que tuvimos en este viaje es que Nadya tuvo que hacer uso de él.  Estábamos iniciando el viaje cuando Nadya metió la mano en mi mochila y dio un grito. Salió con el dedo ensangrentado: se había hecho “un tajo” en el dedo con un cuchilla de afeitar mía. Avisamos a un azafata para pedirle una tirita y una gasa. Lo más curioso y surrealista fue que antes de ponerse la tirita tuvo que firmar un impreso en el que decía “que ella  aceptaba la tirita por iniciativa propia y que la compañía aérea no se responsabilizaba de los posibles efectos secundarios que le pudiera causar”. Este procedimiento se debe aplicar cuando solicitas cualquier medicamento, pero para una tirita nos pareció excesivo.
    El dedo con la tirita

    El dedo con la tirita

  4. Cuando termines tu viaje. Revisa varias veces que no te dejes nada olvidado. En este punto del viaje estas cansado y además tienes que salir rápido para no atascar la salida del resto de viajeros, así que es fácil este tipo de despistes. Nosotros, una vez, perdimos una cámara de fotos que dejamos en la red situada debajo de la mesa plegable….
  5. Cuando tu viaje termine, te sentirás extraño durante unos 2-3 días o una semana, depende de cada persona. Sensación de irrealidad y de sueño a todas horas. No te preocupes, es el famoso Jet Lag. Cuando pasen estas sensaciones es cuando realmente podrás considerar que has finalizado realmente tu viaje.
  6. Disfruta de tu vuelo. Piensa que eres un privilegiado por poder atravesar una fracción del mundo en pocas horas.
    Vista del interior de la cabina de nuestro avión

    Vista del interior de la cabina de nuestro avión

Después de 12 horas por fin aterrizamos en Montevideo. Aun nos esperan hora y media de viaje por tierra para llegar a la ciudad Maldonado. Muy contentos por ver a la familia y amigos, y por supuesto dispuestos a recopilar experiencias e información para dar a conocer este maravilloso país de Uruguay en próximas publicaciones.

Punta del Este (Maldonado)-Uruguay

Punta del Este (Maldonado)-Uruguay

 

This Post Has 12 Comments
  1. Muy completa la información!!y contada así es muy divertida. No me envidien pero soy del grupo de personas que duerme todo o casi todo el viaje.

  2. Chicos, qué buen artículo! Me siento super identificada con la que pasea… si no lo hago se me cargan las piernas mogollón, y necesito moverme. Es más, cuando hay sitio al fondo del avión, hago ejercicios de estiramiento y de tobillos, jajaja Soy un espectáculo, pero cuando no lo hago, se me cargan las piernas muchísimo, así es que prefiero pasar un poco de vergüenza 😉
    Eso sí, echo en falta a los pasajeros que cierran la bandeja ochocientas veces en cada viaje, o las cierran como si las quisieran hacer giratorias jajaja Me río ahora, pero cuando te tocan detrás, y te rebota la cabeza 50 veces durante el vuelo, te acuerdas de mucha gente jajaja
    Gracias chicos por tan buena información y tan buen rato que he pasado leyéndolo.
    Un abrazo!

    1. Jajaja. Si la verdad es que hay gente que no para con la bandejita, para arriba y para abajo, son claramente un tipo de viajeros que se nos había pasado poner en el artículo.
      Muchas gracias a tí, Ana, por leernos y por comentar.Y, ¡bienvenida a nuestro blog!
      Un beso, Nadya y Alejandro.

  3. Gracias por la info

    Viajo a bali y son 16h o algo mas…
    yo no me duermo y no se si voy a poder hacerlo en este viaje
    cuando llegue al destino me quedare durmiendo un dia entero ajajjajaja
    La escala es de 1h espero me de tiempo de cojet el otro avion….como llegue con retraso….tendre que salir corriendo no? En fin… espero disfrutar del vuelo

    Saludos!!

    1. ¡Que suerte Soraya que vas a Bali!. Esperamos que tengas muy buen vuelo, que puedas dormir y que el Jet Lag no dure mucho. Pero sobretodo que disfrutes de tu estancia en Bali.
      Muchas gracias por comentar y por leernos.
      Un abrazo.
      -Alejandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *